viernes, 27 de julio de 2018

Un muelle histórico volverá a la vida

El Consorcio del Puerto de Bahía Blanca firmó un convenio con el Colegio de Arquitectos para dar forma a un Concurso de ideas con el objetivo de reconstruir el histórico muelle de los elevadores de Ingeniero White, en el puerto de Bahía Blanca. La idea es generar un sitio recreativo y que permita el contacto con el mar, una carencia histórica de toda la región y de los propios bahienses, la mayoría de los cuales jamás ha tenido la posibilidad de recorrer la ría desde el mar, afianzar el vínculo con su calidad marítima y disfrutar el singular paisaje del sector portuario, industrial y urbano visto desde el agua.
El muelle de los elevadores debe su nombre a que se construyó para ubicar dos espléndidos elevadores de granos, construidos por el Ferrocarril del Sud en 1908, en un gesto de modernidad y progreso. Eran dos edificios magníficos, prefabricados, con estructura de hierro y revestidos en chapa, un modelo único de arquitectura utilitaria-industrial.

Los elevadores en construcción: una obra de arquitectura e ingeniería única, 1908
Fueron INSENSATAMENTE desguazados en 1977-78, vendidos como chatarra, para una obra en el muelle que ocupaban y que jamás se concretó. Hasta hoy, 40 años después, el lugar se mantiene en el mismo estado de entonces, con las claras huellas de lo perdido, las vías, las señales de su historia.
Recuperar el sitio, generar un sitio de llegada al mar, de paseo y recreación es algo que el puerto aspira desde principios del siglo XX. El cambio que significaría para la ciudad y la región sería tan significativo como emblemático.

El muelle hoy, a 40 años de haberse arrancado los elevadores: sin uso ni destino, un despropósito.

Publicar un comentario