viernes, 13 de julio de 2018

La escuela 2, lapidada y bastardeada


La escuela Nº 2 de Bahía Blanca --la primera de mujeres que funcionó en la ciudad-- ocupa un magnífico edificio de líneas neoclásicas, en la primera cuadra de calle Vieytes.
Fue habilitado en 1929, luego de tres años de obra, y se convirtió en una de las obras más destacadas de la ciudad, ocupando incluso uno de los límites del espacio donde estuviera el fuerte fundacional de la ciudad, recostado sobre la que fuera "Calle de las pulperías".


El edificio fue acusando el paso del tiempo sin que nunca hubiese fondos adecuados para su preservación, cuidado y mantenimiento y adecuación.
De allí sus muchos problemas de funcionamiento y la explicación de porqué su fachada comenzó a presentar falencias, desprendimientos, riesgo de caídas de molduras.
Por eso, a fines de 2017, en una decisión por demás digna de cuestionamiento, el gobierno provincial decidió plantar un vallado en los casi 200 metros de frente del edificio, con el único objetivo de alejar a los peatones y estudiantes de las paredes de frente.
Una verdadera afrenta para un bien patrimonial, un recurso sin sentido, una manifestación de cómo hacer mal las cosas. Ahora, con los meses, muchos descubrieron que ese vallado de chapa era una excelente marquesina, un escaparate publicitario de primera.


Ahí fueron entonces con sus afiches y pegatina. Resultado: un mamarracho al por mayor. Incluso la municipalidad, que tiene poder de policía para prohibir esa actividad o multarla (admite pagos de hasta 30 mil pesos), nada hace.
Publicar un comentario