lunes, 16 de julio de 2018

Los Atlantes de Rivadavia

En 1946 se inauguró en Bahía Blanca el monumento a Bernardino Rivadavia, en el centro de la plaza homónima. Rivadavia fue el primer gobernante en plantear (e intentar) la fundación de la ciudad, en 1824. Más allá de que aquella expedición fracasó, los bahienses siempre reconocieron esa circunstancia. De allí la obra realizara por Luis Rovatti, ganador de un concurso organizado en 1926.
Una particularidad de la obra, que dispone de tres figuras de bronce, es la ubicación de un grupos de Cariátides y otro de Atlantes, ubicados en caras opuestas de la obra.

Monumento a Rivadavia, Bahía Blanca, 1946.
Las Cariátides en primer plano, La Beneficencia (derecha), Rivadavia (izquierda), La Ofrenda (remate)

Construidos en piedra travertina, este tipo de figuras tiene, en este caso, carácter decorativo, aunque su origen data de Grecia, cuando 400 años antes de Cristo los griegos ubicaron columnas (estructurales) con la figura de mujeres de la Caria en el Erecteion, uno de los tres templos existentes en la Acrópolis de Atenas.
La Tribuna de las Cariátides, Acrópolis de Atenas, Grecia.
Los Atlantes siguen esa idea, a partir de modelos masculinos. En el caso del monumento a Rivadavia, Cariátides y Atlantes aparecen de cuerpo completo, descubiertos sus torsos hasta la cintura, luego pudorosamente cubiertos.

Los Atlantes del monumento, con un singular "dúplex" fabricado por los horneros.

Publicar un comentario