miércoles, 25 de agosto de 2010

Se va una fuente

Comenzó ayer, 25 de agosto de 2010, la demolición de la fuente-macetón ubicada en la plaza Rivadavia, sobre calle Alsina. Se trata de una obra que la memoria colectiva registra como "El bidé de Esandi", en referencia a su particular diseño de chorros de agua y porque fue habilitada por el intendente Luis María Esandi.

La fuente original funcionó pocas semanas
La fuente fue gestionada, y comenzada su construcción, por el intendente Federico Baeza, a fines de 1966. Su puesta en marcha data de abril de 1967. Como muchas de las fuentes bahienses, su funcionamiento fue un fracaso. Su "moderno" sistema que combinaba el movimiento del agua con un juego de luces falló a los pocos días de inaugurado y jamás se logró poner en condiciones. En la década del 70 el intendente Víctor J.M. Puente mandó retirar ese equipamiento y la llenó de agua, con lo cual la convirtió en un curioso piletón, usado por los niños para refrescarse en verano. Se convirtió así en la "Fuente de los patos de Puente".
Abandonada a su suerte por años, en los 90 el jefe comunal Jaime Linares la reconvirtió en un mega-macetón, que supo de flores, arbustos y césped.


Ahora, administración de Cristian Breitenstein, se decidió su definitiva demolición. Los obreros de la empresa Ineco Ingeniería han encontrado que el modesto murete revestido en venecita azul y blanca es en realidad un resistente tabique de hormigón armado, por lo cual dos martillos neumáticos están sonando por estas horas tratando de llevar adelante el trabajo.
La fuente, que oficiaba también de banco y aportaba color al lugar, será reemplazada por el mismo piso que se está colocando en las veredas interiores del paseo.

Publicar un comentario