lunes, 20 de abril de 2009

Galpones del Noroeste (algo quedaba)



Obreros "trabajando". Vista desde calle Malvinas (foto gentileza Héctor Herro)

"¿Qué se van a llevar si ya no queda nada?". Esa fue la respuesta que ensayó el encargado en Bahía Blanca de las oficinas del ONABE, entidad responsable de administrar los "bienes" que el ferrocarril tiene dispersos en todo el país. La respuesta fue a raíz de la fotografía que acompaña este comentario, que muestra como el pasado viernes un grupo de operarios se dedicaba a sacar las pocas chapas que existen todavía en uno de los galpones ladrilleros del complejo ferroviario del Bahía Blanca al Noroeste. Existen antecendentes de este tipo de desguace, en los cuales se indicó que ese material (chapas, tirantes, cabriadas) se vendía en subastas en Buenos Aires y las empresas venían luego a retirarlas. Estos obreros quitando chapas a la vista de todos, provistos de arneses y trabajando de día dan a entender: a) que la impunidad es total, b) que compraron esas chapas de buena ley y se las llevan como tal.
Es cierto que queda poco, y lo poco destruido, pero sigue resultando inadmisible que se roben de esa manera esa parte de nuestra historia, en galpones que no sólo no se les da un destino, sino que ocupan tierras que llevan décadas de abandono y desuso. Siguen pasando los años y la quietud en la materia ya deja de ser alarmante para pasar a ser desalentadora.

5 comentarios:

Ricardo Raùl dijo...

.....VERSIÒN NO CONFIRMADA: Son estudiantes de Ingenierìa que estàn verificando secciones y espesores de la estructura de cubierta para presentar el Trabajo Final de Carrera......

Anónimo dijo...

que vuelvan los milicos

Lelé dijo...

Mario, te vas a ulcerar. El comentario anónimo me revuelve las tripas. Qué va ser, es el país que nos supimos ganar. Cariños a mi gran amigo periodista.

LUCIANO dijo...

Anónimo: perdón, pero... este blog es sobre urbanismo, arquitectura... Los conocedores y expertos escriben sobre esos temas, los aficionados leemos y en caso nos atrvemos a comentar algo... pero... sobre urbanismo y arquitectura...
No sé si me explico. Con todo respeto ¿no?

Lelé dijo...

Aguante el urbanismo y la arquitectura, Luciano!