domingo, 5 de abril de 2009

Ciclismo naranja



Para quienes llegamos a Bahía Blanca desde otras tierras, en mi caso desde El Palomar, en el gran Buenos Aires, no dejaba de llamarnos la atención algunas palabras ajenas a nuestro vocabulario y muy propias de esta ciudad. Así, la nuestra "cinta Scocht" acá era "Celoplín" o "Cintex"; tirar un "piedrazo" se decía tirar un "toscazo", comprar una "torta negra" en la panadería es pedir una "cara sucia" y los ómnibus que en Buenos Aires eran "masculinos" (yo tomaba, por caso, "el" 182 para ir a la mi escuela de Haedo) acá eran femeninos, tomar "la" 502. Bueno, todo esta lata introductoria simplemente acompaña para mostrar un ejemplo más de intervenciones desacertadas en frentes de casonas que lucen su muy prolijo revoque símil piedra, producto de aquella excelente mano de obra de los artesandos italianos o españoles, y que de pronto se pintan sin criterio alguno. Es el caso de este "Ciclismo", palabra también propia de estas tierras equivalente a la "bicicletería" porteña, de calle Mitre al 700, cuyo dueño decidió darle un toque naranja al sector que ocupa (quizás ocupaba porque siempre lo veo cerrado), afectando su estética de una manera penosa. A lo mejor ni se dio cuenta de la macana, pero... (usando el pero al final, acaso la expresión más bahiense que exista).

11 comentarios:

Hector dijo...

Hace poco leia, justamente, ese tema del pretendido idioma bahiense, yo colaboré con la local: queso cuartirolo, conocido en casi todo el país como cremoso. Aparentemente se viene la ola naranja, casi ciego quedé cuando un sol de lleno me reveló una pared terriblemente naranja en lo que fue Leyendas (antes dependencias de la UNS y antes...) en Alem y Martín Fierro. Un fiero paredón naranja capaz de alterarle los nervios a un monje tibetano. Hay colores en el otoño bahiense (que matan!!). Saludos. Héctor

Anónimo dijo...

Estimado amigo, la bicicletería se encuentra en Mitre al 700 y no al 600 como ud. lo menciona.
Si, generalmente se encuentra cerrada.
Un gran saludo!!
Roberto Rojas

Mario R. Minervino dijo...

Roberto, gracias por la corección, saludos.

LUCIANO dijo...

Conozco el lugar por haber vivido mis primeros años en Bahía en la cuadra del 600 de Mitre. hasta hace algo de un año, el local ni siquiera tenía luz eléctrica, por lo que el bicicletero (no sé cómo lo llamarán los bahienses... ¿ciclista?) cerraba al caer el sol. Y sirva además de ello, el cartelito pintado a mano por quien de seguro no es justamente un letrista, para ganar la indulgencia por haber tapado el "material de frente" con la espantosa pintura.
Sí le es reprochable idéntica atrocidad a otros autores en otros edificios Bahienses, que pudiendo optar por el hidrolavado, le dieron a la brocha: no muy lejos del "ciclismo" en cuestión, justo al frente, está el señorial palacete que hoy ocupa INCUDI, con su color rosa.
En la cuadra anterior, Mitre 663 (pronto se demolerá): otro caso de material de frente tapado con pintura en tonos de marrón.
A la vuelta, Zelarrayán 741, Iglesia del sagrado Corazón de María: ahí también se pintó arriba del material de frente.
Y ni hablar de los edificios públicos... La antigua terminal San Francisco de Asís (ex estación FFCC a Rosario), la Aduana, etc.
Esperemos que a nadie se le ocurra pintar el frente del nuevo Concejo Deliberante. De paso pregunto: ¿el Banco Nación siempre fue blanco?

Mario R. Minervino dijo...

Luciano, gracias por los datos. Respecto al banco Nación, comenzó siendo un edificio terminado con revoque símil piedra, pero lamentablemente en algún momento se decidió su pintado y, hace pocos años, darle el color blanco actual. En notable el contraste con su vecino palacio de Tribunales, que a 81 años de su inauguración luce su impecable y original frente.

Nestor dijo...

Muy buenos los modismos bahienses, hace más de veinte años que vivo fuera de Bahia y aún los conservo. Agregaría el viste? al final de algún comentario. tambien agrega mi esposa los "can- can" en lugar de calzas..
Un abrazo, amigo.
Nestor

Ricardo Raùl dijo...

LUCIANO : Te respondo a tu pregunta de la nueva sede del HCD, ex Rentas.
Fue puesto en valor por la empresa de Enrique Macre quien se ocupò de aplicar el revestimiento Tarquini de acuerdo a los lineamientos de los arquitectos preservacionistas y del mismo empresario que estuvo en la ciudad. Mario, en la època la realizò una conceptuosa entrevista en LNP. Estarìa bueno que nos indique el link de la misma para releerla.

LUCIANO dijo...

MARIO Y RICARDO RAUL: GRACIAS POR LOS DATOS. SIEMPRE HABÍA TENIDO LA IMPRESIÓN DE QUE ESE COLOR BLANCO DEL B.N.A. NO ERA "DE FÁBRICA". Y ES UNA TRANQUILIDAD SABER QUE AL FRENTE DE H.C.D. NO LO VAN A PINTAR DE COLORES. SALUDOS.

Anónimo dijo...

a ésta Bahía tan Blanca y con los vientos actuales, no le viene tan mal un poco de color. Creo que el problema es que se meten con los edificios que tiene el "color resuelto" y así destruyen técnicas constructivas que son una reliquia, porque son desarrollo tecnol{ogico trnsculturado sobre nuestra arquitectura.
saludos,

Mario R. Minervino dijo...

Anónimo, es cierto. El revoque símil piedra es una terminación de calidad, mano de obra artesanal única. Merecería respetarse. El uso del color es parte delas nuevas tecnologías, pero sin dudas el criterio, sentido común y buen gisto deberían acompañar cada intervención. Gracias por opinar.

Anónimo dijo...

Disculpen mi atrevimiento pero ademas de los modismo les falta un poco de educacion buen dia o buenas tardes o si te choco!!un disculpame eso si que se nota ...besos