domingo, 16 de julio de 2017


Tal cual ha ocurrido con decenas de chalés en Mar del Plata, los edificios en altura también avanzan sobre la avenida Alem de Bahía Blanca. Las casas pintorescas de la calle van quedando cada día más apretadas y fuera de escala, como parte de una ciudad que crece y avanza, sin el equilibrio ni la armonía que podría hacer de esta convivencia de tipologías una propuesta amable y atractiva.