sábado, 19 de mayo de 2012

Milstein y el monumento al hula hoop

Las propuestas de arte abstractas o simbólicas tienen una razón de ser en la mente de sus creadores. Un búsqueda, un simbolismo, una manera de significar, como en el caso que mencionamos, una vida, una entrega. Los simples mortales que luego caminando la ciudad se encuentran con esa obra, no necesariamente hacen la misma lectura. Por el contrario: cada persona puede tener un propia percepción del significado de un monumento y, de no disponer de ninguna orientación sobre el tema, sacar conclusiones que en demasiadas ocasiones se alejan radicalmente del mensaje que pretende transmitir el artista. Tamaña introducción para dar cuenta del monumento al premio Nobel César Milstein, inaugurado en Bahía Blanca, su ciudad natal, pocos años atrás.

Monumento a César Milstein, Bahía Blanca

Hula Hoops, furor en los 50s

Hace unos días mi hija Isabella, 4 años, no tuvo dudas en definir el sentido de la estructura color naranja que se ubica en el paseo lineal de calle Cuyo. Para ella, decididamente, "El monumento al aro Hula Hula". Si bien es anecdótico, no deja de ser un mensaje a la necesidad de referenciar de manera más contundente el verdadero simbolismo del lugar. El Hula Hoop --tal su nombre comercial más conocido en el mundo-- es un aro de plástico creado en 1957 por el norteamericano Richard Kneer, inspirado en uno similar de bambú que se usaba en Australia para hacer ejercicios, de que resultó un boom en la época y cuyo uso se extiende hasta nuestros días.

Milstein y su microcosmos
 La obra que conmemora a Milstein simboliza a un macroscopio --en relación al microscopio que cada día utilizaba el científico-- que mira un cosmos, en del universo, no menos maravilloso que el microuniverso que estudiaba con tanta pasión. En coincidencia con su fecha de nacimiento, ese aro enfoca la Cruz del Sur, que tantas veces Milstein habrá mirado en los 18 años que vivió en nuestra ciudad.

Milstein y el aro Hula Hula. Una curiosidad que, seguramente, hubiese causado gracia a este genio que desde su modestia y humor supo dar cuenta, una vez más, de que los grandes de verdad saben que su lugar en el mundo en el que corresponde a a cualquier mortal consciente de tal naturaleza.

4 comentarios:

el Curqueto dijo...

Hola, las obras abstractas deberían ser explicadas, sobre todo las que están en la vía pública, veamos: ¿quién puede suponer que esta estructura corresponde a una suerte de micro-telescopio? y encima asociarlo con César Milstein.... El 9 de Octubre del 2008 se inauguró esta obra, alcanzada por el pinta naranja, no sea cosa de dar puntada sin hilo. Personalmente pensé que era un aro de basquet, pero no. Era un monumento a quien fuera un vecino bahiense. El mismo que mi papá recordaba andando en triciclo, cuando su madre fue directora de la Escuela 3. Saludos y como decía Borges, disculpen mi ignorancia.

Ricardo Raul dijo...

Tengo una mirada positiva sobre la escultura de HORACIO MIGLERINA, ya que la misma es una ESCULTURA UTIL, tal cual los bellos edificios, que ademas de ser utilizados para la función que fueron concebidos,urbanisticamente son esculturas.....y volviendo al telescopio pensado por el artista, es realmente así, ya que las poltronas permiten realizar un horizontal descanso para la reflexión, en la caminata diaria por el paseo lineal, y perderse en las infinitas figuras que arman las nubes encerradas por el microscopio.....cosa que no ocurre con el munumento a los lapices al norte del paseo...a ellos se los puede mirar, NO USAR como en este caso..y aprovecho para reiterar mis felicitaciones a HM como lo hago cada vez que nos encontramos en algun lugar de esta BAHIA HERMOSA!!!!

Cabeza de Platino dijo...

podría ser una organela o algo por el estilo

Cabeza de Platino dijo...

podria ser una organela o algo por el estilo, tipo una celula o algo así, microscópico pero representado monumentalmente