miércoles, 27 de octubre de 2010

Hombres en manos de Dios y de la Historia



La Cifra

La amistad silenciosa de la luna
(cito mal a Virgilio) te acompaña
desde aquella perdida hoy en el tiempo
noche o atardecer en que tus vagos
ojos la descifraron para siempre
en un jardín o un patio que son polvo.
¿Para siempre? Yo sé que alguien, un día,
podrá decirte verdaderamente:
No volverás a ver la clara luna,
has agotado ya la inalterable
suma de veces que te da el destino.
Inútil abrir todas las ventanas
del mundo., Es tarde. No darás con ella.
Vivimos descubriendo y olvidando
esa dulce costumbre de la noche.
Hay que mirarla bien. Puede ser última.

Jorge Luis Borges

2 comentarios:

Ricardo Raùl dijo...

Che MARIO.....me estremeció la imagen....RUEGO para que no se cumpla el MALDITO..." NO HAY DOS SIN TRES"....

Es una MUESTRA EXACTA DE "DEMOCRACIA para EXPORTACION"..Esperemos que las ARGENTINOS seamos PROFETICOS en nuestra tierra....

Lelé dijo...

"Puede ser última". Genial. Para mí, he ahí la razón por la que la muerte de Kirchner, de Alfonsín, de Romina Yan y los ACV de Cerati y Calvo nos conmueven tanto. Tan simple y humano como el miedo a la muerte.