jueves, 22 de julio de 2010

El Telereclan y otras pantallas

Norberto Arecco
En 1954 el intendente municipal Norberto Arecco avaló la construcción, en una de las esquinas de la plaza Rivadavia, del aparato publicitario bautizado "Telereclan", el cual contaría con una inédita pantalla vidriada capáz de servir para proyectar publicidades, noticias y hasta películas. La obra sería sostenida por un atrevido arco de hormigón armado y haría las veces de portal de acceso al paso.
Concesionada a una empresa publicitaria, la misma dispondría de dos proyectores alemanes "para ofrecer imagenes a todo color", otro para pasar noticias escritas y un tercero para mostrar fotografías "de particular interés".
El sistema prácticamente no funcionó, salvo para mostrar algunas pocas publicidades gráficas sobre una pantalla que nunca alcanzó el rango prometido.

El Telereclam en 1954, Alsina y Chiclana, Plaza Rivadavia
Con la caida del peronismo en manos de la denominada Revolución Libertadora, siendo ya intendente electo Santiago Bergé Vila, la construcción se convirtió en una especie de símbolo del régimen peronista, y pronto se sumaron las voces para condenarlo. Se lo bautizó, de manera popular, como "Monumento a la Alpargata", mientras que siendo concejales, en 1961, Luis María Esandi y Federico Baeza lo llamaron "Monumento a la nada" inutilidad y "Monumento a la estupidez", respectivamente.
Finalmente, una fría mañana de julio de 1961, obreros municipales pusieron en marcha los flamantes martillos neumáticos adquiridos por el municipio y borraron en pocos días una estructura que, se mencionó, parecía hecha "para toda la eternidad".

***

La historia viene a cuento porque por estos días ha aparecido frente a la misma plaza Rivadavia, esta vez en la esquina de Yrigoyen y Zelarrayán, un nuevo "Telereclan", equipado con la tecnología propia del siglo XXI. Una pantalla Led de 2,0 x 4,00 metros, dentro de un marco mayor, proyecta publicidades color, con una adecuada calidad para una pantalla al aire libre.
Se ha instalado sin demasiado espamento y de alguna manera refiere aquel emprendimiento de hace 50 años, cuando ni la tecnología, ni los medios, ni los espíritus parecían preparados para recibirlo.

Pantalla Led, Yrigoyen y Zelarrayán, 2010


Una Joyita, para anónimo
Un comentario en esta entrada hace mención a otra gran pantalla publicitaria, totalmente innovadora y adelantada a su tiempo. Era el Tele Gigante (un plasma, usando el lenguaje de estos tiempos) de ONA publicidad, colocado en la entrada de la disquería AyV Petrosino, frente a la rotonda de la Galerías Plaza. La foto es de 1962.

Pantalla de ONA Publicidad, Galerías Plaza, 1962

7 comentarios:

Lelé dijo...

Usted escribe con la pluma de la Revolución Libertadora, Minervino.

Mario M. dijo...

Usted ocupa un lugar importante en mi vida.

Ricardo Raùl dijo...

MARIO : ¿ que pasó con los dos comentarios que tenía el TELERECLAN...antes de la perturbadora entrada de L´L....?

Mario M. dijo...

Ricardo, tuve que rehacer la entrada por problemas técnicos y lamentablemente se borraron los comentarios. Son bienvenidos nuevamente. Saludos.

Lelé dijo...

Lo que ha ocurrido con los comentarios de Ricardo Raúl y míos es inadmisible, Mario. Amerita que te inscribas en un curso de pc, windows y correo electrónico.

Ricardo Raùl dijo...

La demolición del pórtico democrático por la picota libertodora (parafraseando a L´L), me recordó a las amenazas del obelisco de Alberto Prebisch, que se salvó, a pesar de existir la Ordenanza del CD porteño, en la época que no eran autonomos como ahora. HOY, entonces, si la suerte local del Telereclan hubiera sido igual al Obelisco, tendríamos la LEDPANTALLA de Irigoyen y Zelarrayan inserta en el altanero pórtico (¿ con rejas?)convertido en un hito urbano digno de la postal for export.....
Pregunta: Norberto Arecco, era el padre de Charly???

Mario M. dijo...

Lelé, es cierto. Un error fatal.

Ricardo: efectivamente, es el padre de Carlos Arecco, presidente de la Bolsa de Comercio de Bahía Blanca.