sábado, 31 de julio de 2010

El escuela de Oscar Pagano

Nicolás Pagano
Nicolás Pagano ha sido uno de los empresarios constructores claves en la historia edilicia de Bahía Blanca. Se radicó en nuestra ciudad en 1901 y con esfuerzo y dedicación se consolidó como uno de los constructores más eficientes, capaces y profesionales de la región. Su firma aparece en  inmuebles emblemáticos bahienses, como el palacio Municipal (1905-1911), el club Argentino (1910-1912), el ex hotel Sudamericano (1909) y la actual sede de la Sociedad Sportiva (1911).
Ahora rescatamos una singular historia de su vida. Fue cuando Nicolás decidió donar a su ciudad natal, Picerno, en la provincia de Basilicata, Italia, un edificio para que sirviera de escuela primaria. La propuesta fue elevada a ese municipio italiano en 1927, como un reconocimiento de Pagano a su ciudad natal pero, sobre todo, como un homenaje a la memoria de su hijo Oscar, fallecido unos años antes, con apenas 20 años de edad.

Oscar Pagano

***

La única condición puesta por Nicolás fue que el inmueble fuera dedicado de manera "perpetua" a la educación y siempre honrando el nombre de Oscar Pagano. La obra, "elegante y sólida", fue construida por la empresa del ingeniero Colagrandi, con la dirección del ingeniero Athos Barchi, con la administración del municipio de Picerno.
La inauguración del edificio fue una verdadera fiesta en este pueblo de entonces 3.500 habitantes, con la presencia de las principales autoridades locales y provinciales, además de un sentido telegrama enviado por Benito Mussolini, principal autoridad del país.
Nicolás Pagano, presente en la ceremonia, leyó un sentido discurso donde destacó su intención de que sirviera para que las generaciones futuras "crezcan sanas, física y moralmente, con un sentimiento noble y elevado".
Las autoridades locales destacaron "su ilustre civismo", que honraba a "la pequeña y la grande Patria".

Escuela Primaria Oscar Pagano, Picerno
La Scuola Elementare Oscar Pagano sigue existiendo en Picerno, ubicada en la Vía I Maggio, funcionando como escuela pública. En una de sus fachadas laterales, una placa menciona a Nicolás Pagano, quien siendo "humilde de origen", y "con la dignidad del trabajo" dejó en alto el nombre de "la Madre Patria".

1 comentario:

Ricardo Raùl dijo...

¿ qué pasa con ésta entrada?

A ninguno se le cae un comentario para salir del 0.....

Si Oscar Pagano viviera.....